Mucamé, barras de cereales y semillas que benefician la salud humana y la vida en el planeta

#agenciapyme- Cuando usted consume las barras de cereales y semillas Mucamé, está beneficiando su salud, a una empresa que busca desarrollar un modelo economía solidaria llamada Ceres, así como al crecimiento del campo colombiano.

Ceres es un emprendimiento familiar del Municipio de Sopo, Cundinamarca, que empezó por iniciativa de Marta Quecano, ingeniera de alimentos y empresaria, quien incursiono en el mercado de las universidades con la Torta Casera y ahora en Ceres es la encargada de la creación de la nueva línea especializada de barras para diabéticos, alérgicos y celiacos, la cual, esperan lanzar en el primer semestre de este año y que fue inspirada en Nael, su nieto de 3 años, quien desde muy pequeño presenta reacciones alérgicas a diferentes alimentos, y en especial a la leche, huevos y sus derivados.

petroleoLos hijos de Marta, Eduardo y Nicolás, tomaron el legado de su madre y es así como en el 2015 nació Ceres y con esta empresa, Mucamé, semillas y cereales en barra. Eduardo Tobón, geólogo de profesión, fue la mano derecha de Marta en Torta Casera y ahora es él gerente de Ceres, Viviana Piñeros, su esposa, es bacterióloga, encargada de la investigación y manejo de procesos, Nicolás Tobón, diseñador industrial, es el creativo y jefe de producción; constituyen un equipo multidisciplinario que se mueve por los principios de la economía solidaria y promueve el comercio justo, trabajando con productores agrícolas nacionales.

“Algo que nos impactó, fue ver el resultado del último censo agrario, donde se reporta que más del 40% de la población campesina colombiana vive en condiciones de pobreza; por ello decidimos con nuestro proyecto empresarial trabajar de la mano con ellos. Nosotros vivimos en el campo, en una vereda y sabemos lo que significa esta importante labor, y vemos como la relación campo ciudad está en desequilibrio” comenta Eduardo.

Entre el 2015 y el 2016, organizaron el modelo de negocios, el cual, ha sido validado con la participación en ferias regionales y nacionales como la Feria de las Colonias, Agroexpo, Jóvenes Empresarios y Expoartesanías. También participaron en varias convocatorias como Destapa Futuro, la cual, los fortaleció como empresa y han ganado varios reconocimientos con capital semilla en el programa CIRES con el municipio de Sopó, el CiPuedo con la Gobernación de Cundinamarca y el premio JER, así como, la participación en el proyecto de e-commerce con la Cámara de Comercio de Bogotá, cuyo resultado será el lanzamiento de su página web www.mucame.com y la tienda virtual a finales de este mes. De esta forma, con recursos propios y gestionados, han logrado construir su planta de producción con maquinaria y han obtenido los registros Invima para su línea de barras con semillas y la línea de barras con cereales, así como la licencia sanitaria en su empresa.

Para Eduardo y su equipo de trabajo es fundamental trabajar en beneficio no sólo de la salud humana, sino de la preservación de la vida en el planeta, por lo que adquiere gran importancia hacer los procesos eficientes y cíclicos de forma que los desechos de una empresa se transformen en materia prima de otra, y es así, como después de investigar mucho sobre empaques compostables y biodegradables concluyeron, que para el momento presente, es mejor educar a los consumidores para que reciclen, en lugar de optar por opciones que, como lo señala Eduardo, se muestran como “verdes” pero no lo son.

petroleoPrecisamente, con el lanzamiento en Febrero del nuevo empaque de las barras de cereales y semillas Mucamé, ahora se proponen participar en un programa para reciclar sus empaques con madres comunitarias del barrio Tunjuelito de Bogotá.

Mucamé, es un término muisca que evoca la memoria ancestral de la vida, la cual, está contenida en las semillas y cereales con las que ellos trabajan. Las barras Mucamé son endulzadas con miel de caña, libres de colorantes, saborizantes y preservantes y se encuentran en el mercado nueve variedades: Dentro de las barras con base ajonjolí están; calabaza – maracuyá, chía – yerbabuena, soya – arándanos y girasol – dátiles; y con base avena se tienen 5 sabores; cascos de naranja, coco, chocolate, amaranto – café y quinua – mango.

Por el momento han logrado construir una pequeña red de campesinos, proveedores de insumos y semillas nativas, entre quienes están asociaciones y productores del Cauca, Tenjo, Junín y La Vega, entre otros. Ceres proyecta fortalecer a 300 familias campesinas en 3 años con el desarrollo de su proyecto.

Uno de los proyectos alternos que esperan realizar pronto, es Calahecha, la calabaza que no se desecha, para lo cual, buscan trabajar con productores nacionales para aprovechar tanto las semillas como la pulpa de la calabaza, la cual, tiene magníficas propiedades nutricionales y funcionales para el organismo, se da abundantemente en Colombia y está siendo desaprovechada, señala Eduardo.

En cuanto a la comercialización, las Semillas y Cereales en barra Mucamé, se están vendiendo en Bogotá a través de la tienda saludable Ecosavia, en el mercado orgánico Tomates Villa Santos, en la Fundación Proyectar sin Fronteras y a particulares; en Chía y en Sopo en tiendas naturistas y en Sogamoso en tiendas de nutrición y salud. Sin embargo, con el nuevo empaque esperan abrir mercados grandes e incursionar en el mercado institucional.

petroleo

Cel contacto: 57 3133121474

¡Comparte esto!
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com